Los almodovareños vuelven a rubricar el acierto en las novedades introducidas durante esta legislatura para revitalizar el Carnaval

Publicado el

imageEntremedios · Una de las prioridades del equipo de Gobierno a lo largo de esta legislatura, la que tiene que ver con la potenciación y recuperación de las tradiciones de la localidad, se ha plasmado de la mejor manera en estas cuatro ediciones de Carnaval. En la de este 2015 la participación ha vuelto a dar la razón de que “los ciudadanos sólo necesitaban el empujoncito que le hemos dado a la programación para salir a la calle de forma masiva”.

Son las palabras de Marta Blanco recapitulando sobre lo acontecido desde 2012 en tan populares fiestas, que este año concluían con un sentido desfile luctuoso por la pérdida de Doña Sardina, al que se sumaron plañideras de todas las edades. De esta manera el Carnaval de Almodóvar del Campo ponía este miércoles de ceniza un puntito y seguido a las celebraciones, que será ya final este próximo sábado con la tradicional fiesta de disfraces en la carpa del Jardín.

Hasta entonces los cinco tradicionales días de honras a Don Carnal han tenido un balance exitoso para el equipo de Gobierno pues, a pesar de que el tiempo ha estado desapacible en citas destacadas, lo cierto es que las celebraciones han reunido en la calle a decenas de vecinos ataviados de variopintas guisas y otros tantos curiosos a modo de jocoso público.

La concejala de Festejos se refería al “espectacular” fin de semana que, iniciado el sábado con el desfile infantil, vivió el domingo un concurso de grupos que “año tras año ha ido creciendo y que cada vez va recabando más expectación como da cuenta la cantidad de participantes que integraron los cinco grupos que desfilaron y que fueron contemplados en las calles por una ingente presencia de vecinos”.

Este desfile dominical ha sido una de las apuestas del presente mandato, que “ha servido para poner en funcionamiento lo que llamamos ‘Carnaval de día”. Una iniciativa que ha recabado “gran éxito de participación durante estos años, en los que al igual que el pasado domingo, la gente ha salido a la calle a pasarlo bien durante todo el día y, al final, los hechos nos han dado la razón y es todo un orgullo haber sido los artífices”, indicaba Blanco.

imageYa el lunes los niños volvieron a cobrar protagonismo con otra fiesta para ellos en el interior de la carpa, en tanto que en el exterior también pudieron disfrutar gratuitamente de atracciones hinchables. La edil reconocía el interés del Ayuntamiento por involucrar a los más pequeños “porque son la base y cantera que debemos fomentar y proporcionándoles actividades se propicia su participación para que les guste, como medio para que cuando lleguen a edades adultas puedan ser ellos el eje vertebral de esta fiesta a través de más grupos y chirigotas locales”.

imageY es que este año la cita con las murgas en el Teatro, el pasado martes, tuvo como grandes ausentes a las agrupaciones carnavalescas que, otrora, ponían la sal y la pimienta a la actualidad de Almodóvar del Campo con ingeniosa ironía. De su alma dieron cuenta tres de los que fueron sus miembros, encarnados este año como jurado del Concurso al que concurrieron cuatro chirigotas llegadas desde otros tantos puntos de la provincia.

imageEl evento, presentado por Maribel Garrido y Roberto García-Minguillán, fue ganado por ‘Los flamencos del barranco’ quienes, a lo Pablo Iglesias, ofrecieron su espectáculo ‘Este año sí que podemos’ nacido de los viñedos de Torralba de Calatrava y acreedor de los 800 euros del premio. Los 600 del segundo fueron para los puertollaneros de ‘Vaya Trola’ y sus chascarrillos de ‘Los novios de antiguamente’. Terceros fueron ‘Los Justitos’ de Cabezarrubias del Puerto, a quienes el jurado valoró su ‘Payasada, el regreso’ con 400 euros. Y los concurrentes desde más lejos, ‘Los Fusionaos’ de Alcázar de San Juan, cerraron el elenco con ‘Las camareras de la Virgen’ y un cuarto premio de 200 euros.

Y por último, la responsable municipal de Festejos daba cuenta también de la satisfacción generalizada por la concurrencia de dolientes que este miércoles 28 de febrero arropaba a Doña Sardina en su último acto público, en un fúnebre pasacalles anunciado por la banda de la Escuela Municipal de Música en el trasiego que cubrieron todos entre el Teatro y el Jardín.

imageUn trance para el que “como cualquier otro año, el Ayuntamiento ha dispuesto de 50 kilos de sardinas y 80 litros de limoná” para que, como abundaba el edil, ser degustados por todos los presentes al cobijo de la carpa y dando por cerrada las tradicionales fechas de Carnaval.

“Este entierro de la Sardina era otra de las iniciativas que teníamos en mente para revitalizar nuestro Carnaval y nuevamente hay que remitirse a las pruebas para apreciar el acierto y agradecemos en este sentido a todos los vecinos su implicación, con disfraz o como público”, señala Blanco.

Será ya este próximo sábado día 21 cuando desde las once de la noche, la carpa alberge el multitudinario baile de disfraces para la responsable de Festejos augura “una gran afluencia de máscaras porque en Almodóvar es una cita tradicionalmente muy participativa y confiamos en que la gente se divierta y todo transcurra con la normalidad que ha caracterizado todos estos días”.