Luis Díaz-Cacho: “Estoy convencido de que las palabras pueden cambiar aptitudes y actitudes”

Publicado el

Luis Díaz-Cacho en el recital del libro 'A risas con la palabra' realizado en AlmagroEntremedios · La Solana (Ciudad Real) · El Encuentro Oretania de Poetas se ha consolidado como uno de los encuentros placenteros con la cultura y más con la palabra en las siete ediciones que ya han acontecido. La siguiente, octava, será en la Alhóndiga de Villanueva de los Infantes el próximo 26 de noviembre y la temática elegida es la religión. Según el organizador de estos encuentros, Luis Díaz-Cacho, es un tema universal “la fe, la duda, la credibilidad o incredulidad”.

Los Encuentros ‘Oretania’ de Poetas son ya una fecha señalada en la agenda cultural de la provincia. Según su mentor, “la filosofía continúa siendo la misma con la que concebimos aquel primer encuentro celebrado en Almodóvar del Campo: poner en valor la palabra”. Y si bien la filosofía es la misma, Díaz-Cacho reivindica en cada respuesta que la vida es cambio constante.
Y la innovación planteada para él en esta cita es que “en este VIII Encuentro el elenco de poetas participantes me desborda de alegría”. Pide a los que asistan a la propuesta que “se dejen llevar, que les hagamos sentir, que les hagamos pensar, que les hagamos soñar, que disfruten con los versos que ponemos en sus manos”.

– Se acerca ya la fecha de la celebración del VIII Encuentro Oretania de Poetas. ¿Cuál es el tema elegido?
Para este año hemos elegido un tema universal y trans­versal como es el de la religión: la fe, la duda, la credibilidad o incredulidad. Un tema habitual en la escritura de todo poeta.

– ¿Por qué se ha escogido esta temática?
La temática sobre la que escribimos o aportamos poemas en cada encuentro la consensuamos entre Julio Criado y yo mismo. Nos pareció bien tratar este año un tema que no va a dejar a nadie indiferente y en el que la posición personal de cada poeta va a definir su religiosidad.

– Supongo que como en anteriores encuentros se editará un libro que permita obtener beneficios para alguna asociación o fin solidarios. ¿Cuál?
Esta decisión le corresponde al ayuntamiento en el que cada año celebramos la presentación del libro y del Encuentro. El Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes elegirá en breve la asociación y/o colectivo.

– En estos tiempos convulsos, ¿cobra la Palabra de Dios algún significado añadido con independencia de la religión que se procese?
La religión siempre es importante en la vida de cualquier persona. Cobra una relevancia especial en las situaciones de dificultad, que es cuando más necesitamos aferrarnos a “algo” o a “alguien”.

– Cuantos autores van a participar en el encuentro de Villanueva de Infantes el próximo 26 de noviembre?
En el VIII Encuentro vamos a participar diecinueve escritores más la prologuista. Cada vez se me hace más difícil escoger a los/las participantes porque los Encuentros se han consolidado después de ocho años y el grupo de relación que hemos sido capaces de crear se ha convertido en un referente de la poesía provincial.

– ¿Cómo han ido evolucionando los encuentros a lo largo de estos años?
La vida es cambio constante, permanente. Nada permanece inmutable ni un solo instante. En este sentido los Encuentros se han ido adaptando y mejorando. La filosofía continúa siendo la misma con la que concebimos aquel primer encuentro celebrado en Almodóvar del Campo: poner en valor la palabra. El diseño de una colección de libros con el mismo tamaño y formato le ha ido dando entidad a la publicación. Desde el año pasado mejoramos la publicación con una foto de los poetas participantes antecediendo al Curriculum.
En todos y cada uno de los encuentros hemos contado con la colaboración desinteresada del Alfar Arias de Puertollano. Graci y Ángel ponen el toque de distinción con sus manos moldeando en barro los versos de los poetas.

– ¿Qué te anima a seguir organizándolos?
En primer lugar la amistad que me une a Julio desde hace años. Su implicación por la Cultura, por la poesía, por la edición es personal y única. Hay que ser valiente para comprometerse con un proyecto altruista de tamaña envergadura en los tiempos de egoísmo e individualismo que corren.
En segundo lugar su desprendimiento para dejar en mis manos la organización de los Encuentros y la elección de los participantes.
Y, cómo no, la confianza que deposita desde el primer instante en mí.
Sobre todo, porque amo la poesía, la palabra, la filosofía con la que concebimos este proyecto de anteponer siempre la palabra y solidarizarnos con las entidades que trabajan por los demás sin pedir nada a cambio. Unimos muchas sensibilidades con este proyecto.

– ¿Hay un público fijo o ha ido cambiando o incrementándose?
En todas las presentaciones hemos contado con una afluencia excepcional de público. No es sencillo organizar este tipo de acto y más para leer poesía. Sin embargo, nos sentimos plenamente satisfechos de la participación y estamos muy agradecidos a los municipios que hasta la fecha han colaborado, porque son los verdaderos artífices del éxito de estos Encuentros.

– ¿Se podría destacar alguna característica común del conjunto de poemas de esta próxima edición?
Cada Encuentro es peculiar con respecto a los demás. En este VIII Encuentro el elenco de poetas participantes me desborda de alegría. Si os detenéis a leer sus curriculums podréis apreciar el nivelazo de la poesía en nuestra provincia. Son centenas y centenas los premios y reconocimientos obtenidos por el conjunto y decenas los libros publicados.

– ¿Dónde encuentras tú particularmente, Luis, la motivación para seguir escribiendo? ¿Y para organizar estas citas?
Me inspiro en todo lo que ocurre alrededor y en las diferencia de un instante con otro. En lo cotidiano encuentro siempre un motivo para escribir, en la circunstancia puntual que vivo o en la situación que se produce. Me apasiona la poesía social. El último libro publicado con Nemesio de Lara recoge nuestra inquietud compartida con la sociedad que sufre y que más nos necesita. Creemos que podemos contribuir a cambiar las cosas con la palabra.
Organizar estos Encuentros no me quita demasiado tiempo. El justo. Las tecnologías de la información me ayudan mucho. También he desarrollado una metodología de trabajo propia en estos años que me refuerza en mis convencimientos para organizar estos eventos.

– ¿Ha cambiado con la evolución del tiempo la forma de escribir de los autores? ¿Y la tuya, se evoluciona en algún sentido?
Si la vida es cambio constante y evolución diaria, pensar que los demás permanecemos estáticos no es lógico. Todos hemos evolucionado. Yo evoluciono y me adapto constantemente. Hay etapas en mi escritura en las que el verso libre se ha hecho imprescindible y otras en las que la rima y el metro me han requerido.
De alguna manera estos Encuentros nos permiten relacionarnos e influenciarnos los unos a los otros.

– Por último, ¿qué impresión le gustaría que se llevasen las personas que acudan a la próxima cita? Por cierto, ¿lugar y hora?
Que se dejan llevar, que les hagamos sentir, que les hagamos pensar, que les hagamos soñar, que disfruten con los versos que ponemos en sus manos.
Estoy convencido de que las palabras pueden cambiar aptitudes y actitudes.
En esta ocasión nos daríamos por satisfechos con que la fuerza de la poesía pueda ayudar a resolver o reforzar situaciones personales. La vida es búsqueda continua y la poesía puede ayudar a dar algo de luz en mitad de la oscuridad.
El acto tendrá lugar en la Alhóndiga de Villanueva de los Infantes el sábado 26 de noviembre a las 20 horas.
Por cierto, quiero agradecer la colaboración y el apoyo del alcalde, mi querido amigo Antonio y de la Concejala de Cultura, Encarni, porque sin su ayuda organizar este evento no habría sido posible.