Los vecinos de Brazatortas han estrenado el año con una sustancial bajada de impuestos que contrarresta el incremento del IPC interanual

Publicado el

Brazatortas, en la panorámica de Juan de Ávila Martínez que ha resultado ganadora del Concurso de Fotografía organizado esta Navidad por el AyuntamientoOrtenia.es, Brazatortas · Los vecinos de Brazatortas están de enhorabuena con la llegada del nuevo año dado que, gracias a la congelación de todos los impuestos, tasas y gravámenes municipales, pueden hacer frente de una mejor manera al incremento del IPC interanual conocido estos días y que lo ha situado en el 1,5%.  Las nuevas ordenanzas fiscales, aprobadas en Pleno sin ningún voto en contra y que acaban de entrar en vigor, son fruto del “buen gobierno que venimos ejerciendo durante una serie de años y que ahora están dando estos frutos más palpables como es la baja tasa impositiva en nuestro municipio”.

Estas palabras del alcalde Pablo Toledano se ilustran con ejemplos tan palpables como la nueva bajada del IBI de naturaleza urbana, que ha quedado este 2017 en un 0,49%, después  de que ya el año pasado fuese recortado por a propuesta del equipo de Gobierno del 0,52 al 0,5%. 

La medida en torno al Impuesto de Bienes Inmuebles facilita a los torteños una mejor asimilación de la actualización de valores catastrales impuesta desde el Estado, de manera que así se evita toda repercusión a los propietarios de fincas urbanas.

El de rústico, por su parte, se mantiene como uno de los tipos más bajos de toda la provincia de Ciudad Real, situándose en el 0,45%. 

Y no menos importante es la actualización a la baja de la tasa del servicio de alcantarillado y depuración de aguas residuales, dado que su tramo fijo se reduce en otros 50 céntimos, pasando de 3 euros a 2,5 euros mensuales.

Esta filosofía de Toledano y su equipo de Gobierno para facilitar cuantas medidas no graven las economías de los vecinos tiene también su traducción en materia de proveedores. Y es que, como recuerda el regidor “nuestro Ayuntamiento cumple y mejora el periodo de pago a proveedores, muy por encima incluso de las recomendaciones del Ministerio de Hacienda”.

En concreto, el periodo medio de pago del Consistorio torteño oscila entre los 10 y los 15 días.