• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Andrea Motis y Joan Chamorro Quartet jugaron con la música, entusiasmando al público que acudió a cerrar el ciclo las Noches de Bodegas Naranjo y el IV Festival Calatravaescena

Andrea Motis y Joan Chamorro Quartet jugaron con la música, entusiasmando al público que acudió a cerrar el ciclo las Noches de Bodegas Naranjo y el IV Festival Calatravaescena Redacción · La revelación del jazz español Andrea Motis y Joan Chamorro Quartet entusiasmaron a las más de 350 personas que anoche asistieron al último concierto del ciclo de las Noches de Bodegas Naranjo 2012, en Carrión de Calatrava (Ciudad Real), una actuación, esta vez al aire libre, que sirvió también para cerrar el programa del Festival Calatravaescena, al contar con el patrocinio de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava.

No es extraño que Andrea Motis mencionara ante los periodistas los nombres de las grandes voces femeninas de referencia del jazz Billie Holiday, Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan, porque a muchos de los aficionados a la música que acudieron anoche a su concierto los matices de su voz les recordaban a esas “voces negras”. Sólo había que cerrar los ojos y dejarse llevar por su jazz, su blues, su sweet. Por momentos parecía que la atmósfera de New Orleans se había desplazado al patio de la bodega centenaria del Campo de Calatrava.

Igual ocurrió al interpretar un tema a la trompeta o al saxo. Irremediablemente nos acordábamos de Charlie Parker o Dizzy Gillespie, sus ídolos. Como bien indicó sobre el escenario Javier Bercebal, coordinador de este ciclo de conciertos en Bodegas Naranjo, la primera vez que escuchas a Andrea Motis te prendas irremediablemente, por eso no es extraños que algunos de sus vídeos tengan más de 200.000 reproducciones en You Tube. Con tan solo diecisiete años canta con una personalidad que no se veía en años.

La sintonía del talento de Andrea Motis con su mentor y profesor Joan Chamorro es la magia que envolvió la noche, entre buen vino de la DO La Mancha (Viña Cuerva) e IGP Campo de Calatrava (Maar de Calatrava), velas y aperitivos, conformando una velada enoturista y musical que agradó a las cerca de 400 personas que disfrutaron del momento.

Porque además de Motis, se notaba la impronta de Chamorro, contrabajista y saxofonista, que ha trabajado con músicos de la talla de Tete Montoliú, Bebo Valdés, Randy Brecker, Manhattan Transfer, Steve Wonder, etc. Ambos estuvieron muy bien arropados por Josep Traver a la guitarra y otras cuerdas, y Esteve Pi a la batería.

Alcaldesa de Carrión: Calatravaescena sirve como locomotora comarcal, y agradecimientos a Bodegas Naranjo y artistas participantes

Antes del concierto, la alcaldesa de Carrión, Ana María López, acompañada de otros alcaldes y representantes de la Asociación Campo de Calatrava, dio la bienvenida al acto a todos los presentes al tiempo que agradeció a la organización del Festival Calatravaescena que hagan posible este acontecimiento anual, que hace grande el Campo de Calatrava porque “esta sirviendo para que los pueblos, nuestros pueblos, se unan y trabajemos todos empujando la locomotora de la cultura”.

Igualmente agradeció a los artistas participantes en este Festival, a las miles de personas de público asistente a los diversos actos y a los medios de comunicación la atención prestada a Calatravaescena, a lo largo de sus más de 30 actos programados, deteniéndose en sus palabras, por último, en los anfitriones del acto, Bodegas Naranjo, empresa familiar que desde hace más de 114 años, elabora vino de calidad y que también sabe maridar perfectamente la producción vinícola con la actividad cultural.

Miguel Angel Valverde: En el Campo de Calatrava ponemos la cultura al servicio de la economía

Miguel Angel Valverde, presidente de la Asociación Campo de Calatrava, en sus palabras de clausura del Festival, recordó que Calatravaescena se enmarca en el Parque Cultural Calatrava que nació hace más de 8 años, donde se aúna cultura, agroalimentación y turismo, como sectores aglutinantes y dinamizadores. “O sea donde la cultura se pone al servicio de la economía, dando más valor a nuestro territorio y nuestros productos agroalimentarios, en este caso el vino”, indicó.

Y se sumó también a las palabras de la alcaldesa anfitriona en “los agradecimientos de tantas voluntades unidas en pro de este proyecto mixto, por la unión del sector público y el privado para difundir nuestras singularidades, y una de ellas sin duda son los hermanos Ramón y Francisco Muñoz de Cuerva por su generosidad y auspiciar este ciclo de conciertos”, terminaba.

ANDREA MOTIS TIENE MUCHA CULPA DE QUE LOS MAS JOVENES SE ENGANCHEN AL JAZZ

En declaraciones a los medios de comunicación presentes, Andrea Motis, quien junto a Chamorro firmó anoche centenares de ejemplares de su tercer disco “Joan Chamorro presenta a Andrea Motis”, reconoció que se lo está pasando en grande en la etapa actual de su vida porque sigue creciendo y haciendo lo que le gusta: Cantar y tocar jazz. A Motis, le gusta aprender de las dos formas, para ella es un poco lo mismo: “Aprendo a la vez cantando y tocando”.

Parece que el jazz se está poniendo de moda, quizá, dice con modestia, “porque hay mucha gente que baila jazz, y escucha, hasta se hacen camisetas con motivos jazzeros”. En Cataluña tiene un público fiel, y Andrea tiene “mucha culpa de que los jóvenes se estén enganchando al jazz”, apuntaba su profesor Joan Chamorro.

Joan Chamorro tuvo mucho que ver en que hace tres años naciera el proyecto Andrea Motis, porque ella forma parte del proyecto de niños de 7 a 19 años, la San Andreu Jazz Band (big band de jóvenes entre 9 y 18 años, la más joven de Europa) enseñado y coordinado por Chamorro.

2.000 personas la escucharon en el Palau de la Música, ahora tocará con Scott Robinson en Nueva York y se va de gira a Brasil y Suiza

Sus proyectos continúan. Si hace pocos meses actuaron en el Palau de la Música de Barcelona, al que acudieron cerca de 2.000 personas, ahora tienen una agenda repleta durante todo el verano, y se van a Vitoria, vuelven a Cataluña y luego de gira a Brasil y a Suiza. Antes tocarán en Nueva York nada menos que con el músico Scott Robinson, con el que seguirán haciendo música como un juego lúdico, jugando con la música, algo que entusiasma a esta estudiante de primero de Bachillerato musical, quien acudió a Carrión de Calatrava arropada por sus padres y hermana, y que tuvo en esta velada su bautismo de actuar en una bodega.