• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Carrizosa contará con una nueva vivienda tutelada para mayores

Carrizosa contará con una nueva vivienda tutelada para mayores Redacción · El Gobierno de Castilla-La Mancha construirá una vivienda tutelada para mayores en la localidad de Carrizosa, satisfaciendo una propuesta demandada por la sociedad de la localidad.

El presupuesto base para la licitación de las obras asciende a 691.927,66 euros, que serán financiados íntegramente por la Junta de Castilla-La Mancha en el marco de un convenio suscrito con la empresa GICAMAN.

El nuevo dispositivo social que estará situada en una parcela de la calle Mimbrera, cedida por el Ayuntamiento de la localidad, contará con 455 metros cuadrados de superficie construida y constará de una edificación en planta baja.

La vivienda tutelada tendrá capacidad para 9 residentes y contará con cinco habitaciones individuales y dos dobles, cada una con cuarto de baño incorporado, así como cocina, comedor, sala de estar y servicio de lavandería.

El alcalde de la localidad, Pedro Antonio Palomo Mata, explicó que éste era un proyecto largamente demandado por la sociedad de la localidad, ya que actualmente los mayores se tienen que ir a otras localidades cercanas para recibir este tipo de servicios.

Por su parte, el delegado provincial de Salud y Bienestar Social, Ricardo Ruiz, indicó que Castilla-La Mancha cuenta con una de las redes más completas de recursos socio-sanitarios, que abarca plazas residenciales, centros de estancias diurnas, viviendas de mayores, ayuda a domicilio y teleasistencia, teniendo el respaldo presupuestario adecuado por parte del Gobierno Regional para continuar garantizando una atención completa y de calidad a las personas mayores.

Las viviendas de mayores son un recurso social que facilita que las personas mayores de 60 años, con capacidad para su auto-cuidado, puedan vivir en ella y así continúen manteniendo sus relaciones sociales con familiares y amigos en el entorno, evitando sentimientos de soledad y desarraigo.

Las viviendas de mayores se complementan con los recursos comunitarios sociales, sanitarios, culturales y de ocio que garantizan la continuidad de cuidados y atenciones cuando la situación de dependencia de las personas usuarias impida su continuidad en la vivienda.

La convivencia en estas residencias se realiza en un grupo pequeño de personas en situación similar. Así las viviendas de mayores facilitan las condiciones necesarias para

realizar las actividades de la vida diaria, favoreciendo la autonomía y la participación en la vida social y el desarrollo personal.