• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Comienzan las obras de remodelación del Colegio Público Cervantes tras las insistencias del Ayuntamiento de Brazatortas

Trabajando en el interior del centro educativo torteño.Redacción · El Colegio Público Cervantes, de Brazatortas, ha comenzado las obras que repararán los “fallos que había en la estructura del gimnasio, y que habían provocado rajas verticales de anchura en algunos puntos del gimnasio de hasta dos centímetros”, explica el alcalde de esta localidad ciudadrealeña, Pablo Toledano.

Además de haberse iniciado estas obras en el gimnasio del C.P. Cervantes, se están llevando a cabo también trabajos en el tejado para eliminar goteras, así como se están reparando humedades tanto en algunas paredes, ventanas, rejillas de ventilación en diversas aulas. Según continúa explicando el propio alcalde torteño, también se está sellando la azotea y parte del tejado, así como se están sustituyendo planchas de escayola en diversas aulas, y reparando y sustituyendo azulejos en diferentes tramos de pasillos y servicios, se están sustituyendo alrededor de 70 metros cuadrados del suelo cálido en partes deterioradas, como zonas comunes y zonas de recreo de infantil, y se está utilizando pintura especial antihumedad en diferentes zonas del colegio.

Pablo Toledano se congratula de la sensibilidad que ha tenido el nuevo Coordinador de Educación de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Miguel Morales, a la hora de abordar las deficiencias que el colegio presentaba, y que “era una de nuestras mayores prioridades poder solventar”, matiza el edil torteño, quien recuerda que “durante los últimos años, a petición de la comunidad educativa del colegio se había presentado de forma reiterada la memoria técnica para realizar diferentes actuaciones básicas de mantenimiento del colegio a la delegación provincial de Educación de Ciudad Real”, habiéndose entrevistado varias veces el alcalde con los antiguos delegados provinciales “sin mucho éxito”. Es por ello que Toledano agradece lo que “se ha logrado en cinco meses, tras cinco años demandándolo”.

Y es que tal y como reconoce el primer edil de esta localidad ciudadrealeña del Valle de Alcudia, “existían clases donde entraba el agua desde el tejado en tal cantidad que hubo que trasladar de aula a diferentes cursos de alumnos”. Por ello, tras varias visitas de los técnicos de los servicios periféricos de la Consejería de Educación, encabezados por el arquitecto jefe, vieron la necesidad de efectuar las actuaciones demandadas por el consistorio para solventar las deficiencias denunciadas.