• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

El Ayuntamiento rabanero ejecuta en otras dos calles céntricas nuevas obras de accesibilidad que, además, propician trabajo a cinco desempleados

imageRedacción · El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava acaba de ejecutar una obra enmarcada en el Plan Integral de Accesibilidad del municipio, cuyo objetivo es que toda persona con movilidad reducida pueda acceder a prácticamente todos los edificios institucionales o residencias en la zona centro.

En concreto, la actuación se ha realizado sobre unos 1.000 metros cuadrados entre las calles E. Ferrándiz y Nomenclátor, para lo cual se ha optado por el modelo de plataforma única con la que se acotan los espacios y especialmente aquellos que tienen una prioridad peatonal.

“La razón de la elección de plataforma única obedece a los anchos legales”, explica el concejal de Obras. Jesús Ruiz indica que los mínimos establecidos según la legislación en vigor, en este caso para las aceras, deben tener un mínimo de ancho de 1,80 metros. “Debido a la anchura física de las calles, es obvio que no caben dos aceras con este ancho más la propia calzada y de ahí que hayamos optado por la plataforma única que, además, posibilita una mayor amplitud visual a la calle sobre las que se actúa”, dice Ruiz, quien ve en este último aspecto beneficios comerciales.

Con anterioridad estos trabajos de accesibilidad tuvieron lugar en las plazas del Ayuntamiento, de Palacio y su respectiva calle, la del templo parroquial y la calle Cervantes, así como las vías urbanas de Amargura, José María Roales así como el tramo superior de la calle carretera de Puertollano.

En el caso de la última fase realizada hasta ahora, que ha contado con un presupuesto de unos 30.000 euros, se ha realizando la corona edificada entre las calles Nomenclátor, Ferrándiz y Cervantes, además del acerado que conecta esta zona con la Plaza del Ayuntamiento. “Con este nuevo acerado se sustituyen las plazas de garaje que se elimina en la zona superior”, apunta el responsable de Obras.

Por otro lado, esta ejecución ha permitido contratar a dos oficiales y tres peones durante dos meses, “lo cual da también un beneficio laboral y económico para vecinos en situación de desempleo, con lo que eso supone en estos tiempos de crisis”, dice Jesús Ruiz.