• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

La participación revalida el interés creciente de la Feria de Muestras y Cultura Rabanera celebrada durante este cálido fin de semana

imageRedacción · Con una participación extraordinaria, el centro urbano de Argamasilla de Calatrava ha vivido por todo lo alto la octava edición de su Feria de Muestras y Cultura Rabanera. A pesar de los rigores con que se iniciaba el periplo estival, el gran número de visitantes ha vuelto a avalar la importancia de una cita que se consolida en el calendario lúdico local.

Con un pequeño festival en el que ya tomó parte un alto número de colectivos colaboradores arrancaba el pasado viernes la programación. El Centro Cultural albergaba el acto en el que tomaba parte la alcaldesa, quien no dejó pasar la ocasión de felicitar y agradecer a los implicados con su presencia, tanto por sus actuaciones como por sus expositores, su contribución a un evento que sigue creciendo.

Jacinta Monroy reiteraba su satisfacción a la mañana siguiente, cuando en compañía del diputado provincial de Cultura, Ángel Caballero, procedía a la inauguración oficial del mercado que articula esta cita ferial para, a continuación, conocer de cerca lo ofrecido por los expositores a través de un recorrido en el que no faltó donde paliar la sed o degustar algún producto característico.

“Son tantas asociaciones, hermandades, colectivos y personas individuales las que se han implicado que, la verdad, que con muchos menos recursos logran estirarlo y hacer grande esta programación, tanto que creo que se ha convertido en una feria de entidad, que proporciona unos días de alegría que en estos momentos de dificultad, de desesperanza”, refería Monroy.

imageMás de 60 puestos posibilitaban conocer “todo lo que es nuestra identidad”, dando también cabida a otros puntos de la comarca como Villamayor de Calatrava o Almodóvar del Campo. Por eso, a todos quienes daban vida a la feria, la alcaldesa no tenía más que palabras de agradecimiento, porque gracias a su labor y contribución “el resto podemos divertirnos, disfrutar y estas orgullosos y satisfechos del trabajo bien hecho y como decía el Quijote, uno no es más si no hace más que el otro; pues en Argamasilla se trabaja más y a ver si así logramos sacar muy buenos resultados”.

Por su parte, el diputado Caballero circunscribía el momento en que tiene lugar esta feria a fines terapéuticos, en el sentido de que “en estos tiempos en los que recibimos malas noticias casi permanentemente, que haya un número de colectivos tan grande, con el pueblo prácticamente movilizado y las asociaciones tengan la fuerza y energía suficiente y los colectivos para poner su tiempo, sus recursos su sabiduría, para compartir, para facilitar esa participación social, es una buena noticia”. También destacaba en términos análogos la iniciativa del Ayuntamiento que sigue dando cobertura a una iniciativa que en su día nació del espíritu emprendedor de dos vecinas.

Asimismo, Ángel Caballero reconoció al interés rabanero por “poner en valor las raíces” y procurar su transmisión de generación en generación a través de iniciativas como la de este fin de semana. Y también el hecho de transmitir valores como “la necesidad de esforzarse, de crecer como personas, el valor de la excelencia, también la necesidad de colaborar con los demás, ver la parte más positiva que tienen los otros el relacionarse de una manera sostenible con el medio para exigirle lo que nos puede dar para vivir, pero dejándolo bien para que las generaciones siguientes lo puedan disfrutar”.

imageY así, a su modo de ver, se contribuye a que, en un contexto de “ocio, de regocijo, de diversión”, se pueda ir “creando un sentido de pertenencia al pueblo”.

Hasta 70 entidades, entre comercios, empresas, administraciones y de diferentes servicios, han tomado parte en la programación y engalanamiento de la céntrica zona donde se celebró un mercado cuyos tenderos iban ataviados de antigua guisa.