• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

La provincia de Ciudad Real acaparará la mayor parte de los saharauis que vendrán a la región, si bien se espera la solidaridad de otras seis familias

Redacción · La crisis va a mermar este año el número de pequeños saharauis que disfrutarán del programa ‘Vacaciones en Paz’ en la provincia. Aún así y gracias a que la Diputación financia en su integridad el viaje de estos niños, la de Ciudad Real será la provincia que acogerá a más pequeños en toda Castilla-La Mancha.

Paco Real, responsable provincial de los movimientos asociativos de amigos del pueblo saharaui, explica que “de todos los niños nuevos que vienen este año, el 90 por ciento se quedan en Ciudad Real”. Según dice, “tenemos la gran suerte de que Nemesio de Lara [presidente de la Diputación] ha cursado instrucciones para hacerse cargo de todos los gastos de los billetes”, indicando que en otras provincias lo van a tener que pagar las propias asociaciones o las misma familias, lo cual hace que esas otras zonas de la región haya menor acogida.

En todo caso, Real hace un nuevo llamamiento a la solidaridad de las familias ciudadrealeñas porque quedan pendientes de ser acogidos seis pequeños de 12 años de edad, precisamente los que vienen a España por última vez dentro de este programa. “Aunque sabemos la manera en que está afectando la crisis a las economías domésticas, es muy importante para estos niños tener un lugar donde residir durante dos meses, sobre todo porque para ellos va a ser ya su oportunidad final”, refiere.

Los niños saharauis llegarán a España el 9 de julio, concretamente a Alicante. De allí, como novedad, pasarán a un la localidad conquense de Montilla del Palancar, desde donde se distribuirán ya por sus respectivos destinos en Castilla-La Mancha.

Por último, Paco Real reitera su agradecimiento al esfuerzo que hacen, por un lado “la Diputación con este programa tan solidario y a las propias familias acogedoras, pues sin ellas no sería posible llevarlo a cabo”.