• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Las Cortes aprueban la Ley de Autoridad del Profesorado, que permitirá tener “los docentes más protegidos de España”

Redacción · El consejero de Educación, Cultura y Deportes del Ejecutivo autonómico, Marcial Marín, ha asegurado hoy que “Castilla-La Mancha tendrá el profesorado más protegido y más reconocido de España” después de que las Cortes regionales hayan aprobado la Ley de Autoridad del Profesorado. A su juicio, se trata de “una de las leyes más esperadas, anunciadas y que, sin duda, aportará un serio apoyo a nuestro sistema educativo, al colectivo docente y a los alumnos de Castilla-La Mancha”.

“Esta Ley –ha proseguido Marín- está avalada por el incesante y notable aumento de casos de acoso y presiones contra los docentes”, que el consejero cifró en más de 18.000. “La situación requiere una actuación rápida que con firmeza y rotundidad erradique estas conductas nocivas”, ha asegurado.

Según Marín, “el respeto, la protección y la calidad en la educación no son un capricho ni un antojo del Gobierno, sino una necesidad y una respuesta a una demanda y de dar respaldo a los responsables de la formación”. En este sentido, el consejero ha definido la ley aprobada como “un paso más para garantizar una educación de calidad, que aporta un sentido explícito y concreto de apoyo al profesorado”.

“Ahora es el momento de esta ley, cuando la situación del docente y su menosprecio en las aulas ya ha pasado el umbral de lo soportable”, ha enfatizado Marín, quien ha explicado que la nueva normativa “protegerá a 462.088 alumnos y a 34.881 profesores, fortalecerá la profesión docente con medidas de reconocimiento y respeto, reducirá el elevado número de casos de conductas gravemente perjudiciales y mejorará la convivencia y el clima en los centros escolares”.

En este sentido, ha señalado que “el objetivo no son los castigos, ni las sanciones, sino el respeto y la convivencia en los centros. El mobbing, el bullying o ese acoso, abuso o intimidación al que se ven sometidos algunos alumnos o profesores tiene que ser desterrado en las aulas y los centros docentes”, ha añadido.

“Cualquier alumno o profesor debe sentir la libertad y el apoyo para denunciar y frenar cualquier situación que altere su estabilidad. Los profesores tendrán garantizado el respaldo jurídico de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. La formación, reconducir conductas, el trabajo cooperativo y las estrategias socializadoras son tareas comunes que constituyen una metodología encaminada a borrar episodios tan nefastos para nuestra sociedad y para nuestros docentes y alumnos”, ha concluido.