• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Libros recientes: EL CRISTO CELTA

Libros recientes: EL CRISTO CELTA-¡Quizás sin proponérselo, el autor ha recreado una suerte de irrupción de la Eternidad en el tiempo! ¡O ha jugado en su coctelera narrativa con estas inseparables dimensiones!

Carmen Lozano Contreras · Una nueva novela de José González Ortiz acaba de aparecer publicada por el Club Abierto de Lectura de Ediciones C&G con el título “El Cristo Celta” (The Celtic Christi). Obra de estilo libre, experimental de este escritor puertollanense que supone una novedad editorial y plantea una atrevida y rupturista propuesta narrativa basada en la literatura zapping, el surrealismo, la estética dadá y se ubica por otro lado dentro del realismo mágico calviniano y la metafísica de Alberto Sabinio.

De venta en www.latiendadeloslibros.es

El escritor manchego genera en su ficción, todo un mundo de situaciones con diversos y mutantes personajes que se transforman continuamente en seres dispares sin cronología ni tiempo. Como se dice en la contraportada la nueva novela, Ortiz sigue la línea de otra creación anterior “En Medio de Ninguna Parte” (Intuición Grupo Editorial S.L. 2000) y no se trata de una narración sino de muchas narraciones unidas por un mismo objetivo. Es una novela anárquicamente controlada, formalmente imperfecta y al mismo tiempo excepcional. Diferentes historias que, aunque inconexas, sin embargo configuran al personaje multiforme e intemporal de esta ficción, un Cristo viajero por la vida.

Siguiendo la introducción de su texto e iniciándose con una frase del escritor mejicano Octavio Paz “Ese Cristo sin nombre que es el tiempo”, González Ortiz nos dice: “Hace tiempo, incluso mucho antes que una leyenda o historia contara que en una aldea llamada Belén, surgiera un hombre considerado excepcional, misterioso e inspirador del movimiento religioso llamado judeocristianismo, en Europa, entre los pueblos céticos/germánicos, existía ya la idea de un ser de características parecidas. Espiritual, mágico, portador o descubridor de reflexiones y verdades eternas, universales, fraternal, desinhibido, viajero…, un hombre bondadoso, pensador, filósofo, trasgresor, un Dios o casi Dios por sus valores humanos pocos comunes…” “un turista bretón que conocí en la Catedral de Málaga me habló en aquella ocasión, después de recorrer junto con él y, admirar varios pasajes de la vida de Jesucristo que, en su familia, se veneraba a un Cristo diferente, de rasgos europeos(rubio y de ojos azules) y no mediterráneos y que él había oído en distintas ocasiones contar a sus mayores –además de otras opiniones- viejas leyendas que procedían de remotas épocas que describían a un individuo peculiar, curandero, sabio, justo, astrólogo… y que también, había conocido otras versiones de ese Cristo Celta, algunas de ellas derivadas hacia personajes mitológicos, como el Mesías… incluso, una más remota, nos hablaba, de un Jesús que vivió tres mil años antes de Cristo en Egipto. También se dice que Jesucristo y Superman, el redentor (promocionado por grupos disidentes de Jerusalén y la diáspora quienes lo presentaron como el profeta esperado) y el superhéroe (creado en 1932 por el escritor estadounidense Jerry Siegel hijo de inmigrantes judíos), ambos son un invento netamente judío y que surgieron solamente en el ámbito de la ficción… “El Cristo Celta es una recreación, una experimentación, una entelequia” “Es un ser coherente, laberintico, esperpéntico y espiritual, audaz, crítico, un personaje intermitente que se yuxtapone y muta –como las reflexiones, el recuerdo, la evolución-, aflora y aparece, que es burlesco, osado, de mil caras, de mil situaciones, a veces hipócrita, otras irónico, libertino, justo…, anacrónico…”