• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Más de 10.000 enfermeras salen a la calle para defender una Sanidad sin recortes

1Más de 10.000 enfermeras salen a la calle para defender una Sanidad sin recortes Redacción · Más de 10.000 enfermeras y ciudadanos se han concentrado hoy, sábado, frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para reclamar a los Gobiernos central y autonómicos que no continúen con las políticas de recortes “impuestas e indiscriminadas” que están llevando al sistema sanitario a la “UCI”. De ellas, más de un millar procedentes de las cinco provincias de Castilla-La Mancha que se han desplazado a Madrid en los 14 autobuses llegados hasta la capital y en sus propios vehículos (más de 500 personas llegadas desde Ciudad Real; 200 desde Toledo y un centenar desde Albacete, así como desde Cuenca y Guadalajara).

Convocadas por el Sindicato de Enfermería, SATSE, y procedentes de toda España, las miles de personas congregadas en el madrileño Paseo del Prado aunaron sus voces para trasladar de forma clara y contundente que no están dispuestas a permitir que el Sistema Nacional de Salud cuelgue el cartel de “cerrado por crisis”.

En el transcurso de la concentración, los responsables provinciales del Sindicato de Enfermería entregaron, en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, las más de 500.000 firmas en 1.000 sacas en contra de los recortes recogidas desde el pasado 12 de mayo, Día Internacional de la Enfermería, en todas las comunidades autónomas. En Castilla-La Mancha se han recogido un total de 135.000 firmas (7.000 en Albacete; 63.800 en Ciudad Real; 3.400 en Cuenca; 4.000 en Guadalajara y 57.000 en Toledo).

El presidente de SATSE, Víctor Aznar, ha defendido un sistema sanitario público, universal, gratuito, equitativo y solidario y ha denunciado que los gobiernos están aprovechando la crisis que sufre España, para “tomar decisiones a espaldas de todos, que suponen más desempleo, menos servicios, menos derechos, más privatización, peor atención sanitaria y, en definitiva, menos salud”.

En este sentido, Aznar ha recalcado que todos los días conocemos nuevas decisiones de los responsables de los distintos servicios de salud que suponen “menos camas, menos unidades en los hospitales, menos centros, menos profesionales, menos calidad de los materiales, y más listas de espera“.

De igual manera, el presidente del Sindicato de Enfermería ha recalcado que “no queremos leyes y medidas ‘sin’, es decir, sin participación, sin consenso, sin apoyos, y sin evitar tocar los bolsillos y la salud de los ciudadanos, ni queremos gobiernos que improvisan, que no tienen un rumbo claro y definido y que cada semana adoptan nuevos recortes que lo único que consiguen es crear alarma y desconfianza”.

Mejorar sin recortar

Aznar ha reiterado la disposición del Sindicato, como representante legítimo de los intereses de los profesionales y usuarios, para sentarse a hablar con los responsables públicos para exponerles sus alternativas que suponen “mejorar sin recortar“. Una veintena de medidas concretas que ya se han trasladado a los políticos, y que, por el momento, han obtenido la “callada por respuesta“.

La concentración supone el punto culminante de la campaña #mayoverde, “Stop recortes. Salvemos la Sanidad”, que SATSE ha desarrollado a lo largo de todo el mes de mayo, con más de 1.500 actuaciones que han servido para visibilizar la labor de las enfermeras y aunar esfuerzos en contra de los recortes que llevan produciéndose desde hace muchos meses.

Además de los profesionales y ciudadanos presentes en la concentración, cerca de medio millón de personas han conocido y se han sumado a la campaña de #mayoverde, “a través de Internet y las redes sociales.

Por su parte, Teresa Galindo, una de las enfermeras concentradas, ha resaltado que están sufriendo, como profesionales y también como usuarias, el deterioro progresivo de la atención sanitaria por los recortes impuestos, apuntando que, como responsables de los cuidados de los pacientes, también quieren cuidar al propio sistema, que se encuentra enfermo.

“Nuestra situación como profesionales que buscan lo mejor para los pacientes se está deteriorando mucho, lo que provoca, lamentablemente, que la atención que se ofrece a los ciudadanos sea la adecuada. Queremos tiempo para trabajar bien y unas condiciones laborales dignas y adecuadas”, ha concluido.