• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Oliver rememora sus orígenes manchegos en un pregón cargado de laureles hacia “El Lugar de La Mancha” en Villanueva de los Infantes

Oliver rememora sus orígenes manchegos en un pregón cargado de laureles hacia “El Lugar de La Mancha” Redacción · Ayer martes se inauguraban oficialmente las Fiestas de Cruces y Mayos con el tradicional pregón. Un acto que contó con la presencia de diversas autoridades locales y comarcales en el que el Concejal de Festejos, Víctor García Gallego daba paso al pregonero, el periodista Miguel Ángel Oliver Fernández, quien comenzó su alocución con el punto de partida de la novela más importante que se ha escrito en castellano, el Quijote.

Un discurso en el que rememoró sus orígenes manchegos, mezcla de vides, volcanes, cruces griegas con flores de lis, tomillo, jara, venados y pastores. Como una “Roma manchega y renacentista”, así definió a Villanueva de los Infantes el pregonero de este año. Oliver fue hilvanando la historia de Villanueva de los Infantes a través de los personajes ilustres que por nacimiento, pacimiento o yacimiento algo tuvieron que ver con la ciudad. Desde Cervantes a Quevedo, pasando por Bartolomé Jiménez Patón, Fernando de Ballesteros o Santo Tomás de Villanueva, no se quiso dejar a nadie en el tintero.

Un pregón en el que habló de la vida y el amor que se celebra en la fiesta de las Cruces de Mayo. Un viaje imaginario por Marte y por Venus en primavera, que nos hizo despertar al calor de las hogueras y al son de las rondallas “para tomar consciencia de las maravillas que nos rodean”.

“La historia ha sido siempre desdeñosa con los pobres, y en ella sólo relucen los nombres de los que tuvieron buena cuna, buena bolsa, buena espada y, por ende, buena pluma”, aseguraba en su intervención, dejando claro que hoy muchas cosas siguen siendo iguales. Un alegato a favor de que “la educación siga estando al alcance de todos”, una inversión en educación imprescindible “para que resplandezca el futuro de nuestro país, de sus pueblos y ciudades, y que convirtió a todos aquellos prohombres en sabios y doctores”.

A continuación tomaba de nuevo la palabra el Concejal de Cultura y Festejos, Víctor García, para proceder a la entrega de Honores y Distinciones. Este año, la distinción ha recaído en el artista infanteño Juan Antonio Giraldo Fernández de Sevilla, al que se le ha dedicado la calle de la Cruz Colorada, en la que pasó los primeros años de su vida. En palabras del Concejal, “Giraldo es un hombre hecho a sí mismo, artista autodidacta y cosmopolita”, que colabora como socio destacado de la Asociación Arteaga Alfaro y que es miembro de la Comisión Gestora del Museo “El Mercado” de Arte Contemporáneo.

En el acto se le rendía también un pequeño homenaje al pintor local Fermín Serrano, autor del cartel de este año. El último en tomar la palabra fue el primer edil infanteño, Gabino Marco, quien además de destacar el enorme reclamo turístico que supone la fiesta de las Cruces, no quiso perder la oportunidad de expresarle al último premio Cervantes, Nicanor Parra, en nombre del pueblo de Infantes, “su sensibilidad a la hora de mencionar que el Lugar de La Mancha es Villanueva de los Infantes”, abundando en la tesis desarrollada por un grupo multidisciplinar de la Universidad Complutense de Madrid encabezado por Francisco Parra Luna y contenido en el libro “El Lugar de la Mancha es… El Quijote como un sistema de distancias/tiempos”, publicado en el año 2005.

La velada finalizaba cuando la Asociación Folclórica “Cruz de Santiago” le cantaba el mayo a la Reina y Damas de las fiestas 2011, así como a Miguel Ángel Oliver, interpretando a continuación algunas piezas de su repertorio.