• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Una esfinge ibérica del yacimiento del parque de Alarcos, la nueva “Pieza del Mes”, en el palacio de Medrano de Ciudad Real

esfinge ibérica del yacimiento del parque de AlarcosRedacción · Ayer viernes quedó instalada en el Patio del Palacio de Medrano de Ciudad Real, actual sede de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha en nuestra provincia, la nueva Pieza del Mes. Una esfinge ibérica datada en los siglos III y IV antes de Cristo, que fue hallada en un lugar indeterminado del yacimiento del parque arqueológico de Alarcos (entre las localidades de Poblete y Ciudad Real).

Con esta nueva Pieza del Mes, que sustituye a una escultura de Eduardo Chillida, el Museo de Ciudad Real –entidad promotora de esta iniciativa cultural- retorna a presentar piezas arqueológicas de sus fondos propios, procedentes de etapas prehistóricas, como las primeras que se mostraron al público como Piezas del Mes allá por el año 2007.

La esfinge sedente estará expuesta en el Palacio de Medrano hasta finales del próximo mes de marzo. La pieza forma parte de la cultura ibérica que se extiende por el este y sur peninsular, penetrando hasta el sur de la Meseta.

Se trata de una escultura acéfala, que representa a un animal de cuerpo felino, alado. El costado izquierdo está acabado mientras el derecho solo está desbastado, lo que sugiere su ubicación adosada a un monumento, probablemente funerario.

En los territorios que bordean el Mediterráneo oriental es muy común esta tipología conocida como esfinge, a la que se atribuye carácter sagrado como protectora del hombre -tanto vivo como difunto- y, por tanto, protectora de las tumbas y, posiblemente, portadoras de las almas al más allá.

En nuestra región, más concretamente en su parte Este, existen varios exponentes de este tipo de esculturas ibéricas, siendo la más conocida la Bicha de Balazote -hallada en esta localidad albacetense-, que es la mejor conservada de todas y que se halla en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid.

Además de la Bicha de Balazote, también son notables otras esfinges como la Esfinge del Salobral (Albacete), expuesta también en el Museo Arqueológico Nacional, que aparece acéfala –al igual que la de Alarcos mostrada en el Palacio de Medrano- y la Esfinge de Haches, procedente de esta pedanía de Bogarra (Albacete) y conservada en el Museo de Albacete, que presenta un rostro sonriente, lo que nos lleva a pensar que los iberos las consideraban seres benéficos, en relación a la función protectora que se les atribuye.

Fuera de nuestra región, también hay representaciones de la cultura ibérica en forma de escultura zoomorfa en la localidad de Agost (Alicante).

Con anterioridad a esta escultura de origen ibérico el Museo ciudadrealeño exhibió en varias ocasiones en el Palacio de Medrano en los últimos cuatro años distintas piezas procedentes del parque arqueológico de Alarcos, tanto de origen ibérico (exvotos, tinaja, tinaja-orza, ánfora, etc.), como de la etapa medieval (ataífor, monedas, utillajes de caballería, etc.).