Luis Maldonado: “Ahora nos estamos conformando con el turismo de zapatilla y bocata”

Publicado el

Entrevista con Luis Maldonado portavoz del actual primer partido de la oposición en el ayuntamiento de Almagro

Luis Maldonado portavoz del actual primer partido de la oposición en el ayuntamiento de Almagrooretania.es · Almagro · (Ciudad Real) · Luis Maldonado hace un repaso a la realidad de su municipio, aquel que dirigiera como alcalde durante ocho años y que desde hace dos sigue supervisando como portavoz del actual primer partido de la oposición. Fiel a sus ideales y proyectos locales, el político lamenta que Almagro haya dejado escapar su condición de ciudad de congresos, un reclamo fundamental para garantizar las visitas turísticas más allá de esta época en la que el teatro cobra protagonismo de alcance nacional.

– En el ecuador de la legislatura, ¿qué balance hace?

A nivel de mi grupo político le estamos poniendo las pilas al equipo de Gobierno. Estamos consiguiendo cosas que ellos no tienen en mente ni previstas y que, gracias a nosotros, están saliendo adelante. Como por ejemplo los Presupuestos estos dos años sin ir más lejos. Estamos haciendo una oposición que a veces puede parecer callada y discreta, pero es una oposición muy firme porque tenemos muy claro que lo primero es Almagro y los almagreños. Los intereses políticos, después. A lo mejor estamos sacrificando temas más políticos en el sentido de poder estar haciendo una oposición más como hacen otros de enfrentamiento, de confrontación, de malestar, de gritos, pero es que entonces no estaríamos consiguiendo nada y lo que creo que nos interesa es conseguir cosas para los almagreños.

– ¿Y respecto al equipo de Gobierno?

Le falta genio, nervio político y le sobra chulería. Al señor alcalde le sobra soberbia y ya no sé cómo hacerle ver que ya no tiene mayoría. Luego se rebota cuando no le salen las cosas pero le digo negocia, habla con la oposición, no necesariamente con el PP solo porque hay otros dos grupos. Creo que es sano y una cura de democracia no gobernar en mayoría, hasta conviene de vez en cuando darnos cuenta de que no estamos solos, que esto no es un cortijo de nadie, que esto es de los almagreños que todos han votado y todos tienen sus representantes en el Pleno por lo que todos deben ser escuchados.

– Además de los Presupuestos, ¿qué otros logros han sido posibles gracias al PP?

Los Presupuestos llevan implicados, por ejemplo, la bajada del IBI que es algo que hemos conseguido nosotros hasta el punto de que mejoraron incluso nuestra propuesta. Un mayor control al equipo de Gobierno en temas como planes de empleo o sentarse en la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento con los sindicatos por si podemos aportar algo. Eran diez puntos muy extensos que se han conseguido gracias a negociar. El poner en marcha en serio y ponerlo en manos de profesionales la declaración del Corral de Comedias como Patrimonio de la Humanidad, porque hasta ahora habíamos estado dando bandazos. O sacar adelante una ordenanza sobre el buen uso del Corral de Comedias, que no es una infraestructura cualquiera.

– ¿Ha ganado Almagro más en cultura en estos dos últimos años que antes?

No.

– ¿Ha perdido?

Sí. Va a pensar que como estoy en la oposición voy a hablar mal del equipo de Gobierno, pero hay que hablar bien en lo que corresponda y mal en lo que corresponda. Y en cultura se nota una falta de iniciativa. Almagro en los últimos años está perdiendo en cultura y en turismo, porque van parejos porque aquí se ha apostado por el turismo cultural. Promoción externa, contactos externos; traer gente, traer eventos…

– Lo pinta muy mal…

Es que se ha perdido, por ejemplo, el turismo de congresos. Ahí la Diputación nos ha pegado una puñalada trapera y el señor alcalde no ha tenido narices para hacer frente al cierre del Palacio de Valdeparaíso a los congresos, que ahora se ha convertido en un hostal. Josele Caballero se inventó eso del turismo social que está muy bien, muy bonito. Valdeparaíso lo ha convertido en el punto de partida de una serie de rutas provinciales, como alojamiento, haciendo una competencia desleal a la hostería local, a los empresarios que tienen hoteles y alojamientos y, diga lo que diga, lo ha cerrado al turismo de congresos. Y si todos los años se venían celebrando una media de 20 a 30 congresos, de todo tipo, tanto de ciencias como de letras, ya no se celebran. Eso provoca que ya no aparezcas en los medios, que no haya una difusión entre una clase de turismo de muy alto standing, un turismo cultural, fuerte… Ahora nos estamos conformando con el turismo de zapatilla y bocata y lo otro costó mucho levantarlo.

– ¿Los congresos los organizaba Diputación?

No, fueron congresos que costó muchísimo que vinieran a base de promoción en FITUR, a base de promoción en distintas ferias, moverte en universidades, moverte en colegios profesionales. Por ejemplo, el Colegio de Odontólogos de España, con un congreso sobre caries. El Colegio de Doctores y Licenciados, llevaban 20 años viniendo y se han encontrado las puertas cerradas.

– ¿Acaso no hay otro lugar alternativo aquí?

No. Un edificio con aulas, con infraestructura informática y audiovisual, que integre alojamiento no lo hay. A lo mejor el señor alcalde debería haberse planteado hacer algo puesto que nos han cerrado Valdeparaíso para los intereses de los almagreños. O no hacerlo el Ayuntamiento, pero facilitar que alguien dé un paso al frente, o una cosa mixta. Hoy por hoy, Almagro no tiene sitio donde celebrar un congreso. Valdeparaíso tiene un aula con cabida para unas 120 a 150 personas y aulas más pequeñas, salas de reuniones, megafonía, informática, audiovisuales. De hecho, si en el último año ha habido un congreso ha sido rabiando. Y es un turismo que interesa no solamente por el congreso en sí, que también deja dinero, sino porque el congresista vuelve luego con su familia que es el gran ‘quid’ de la cuestión. Es decir, es un escaparate.

– ¿Es la única infraestructura que se ha perdido para el turismo?

La principal, sí. Viene turismo a Valdeparaíso, pero no… Se ha convertido en un mero alojamiento con 15 o 20 habitaciones.

– ¿Qué otro argumento hay para que afirme que ha bajado mucho la cultura en estos dos años?

Las actividades culturales que están realizando son de consumo local. Estando yo de alcalde hemos celebrado congresos nacionales e internacionales de historia, naturaleza,…y ahora hay una cultura de consumo local. Y la que hay, también lo debo de decir, supone un esfuerzo tremendo por parte de ciudadanos particulares, escritores, poetas, pintores, a los que se tiene que prestar ayuda pero se han dado casos en los que programan una actividad y dos días antes se la cambian de sitio y cosas así, o no aparece nadie del equipo de Gobierno en los actos. Con todos mis respetos y eso que el concejal de Cultura es de lo mejorcito que tienen, una persona muy dialogante y abierta, pero si no tiene el respaldo de su alcalde…

– ¿Consideras que Pedro Torres es el más adecuado para esa Concejalía?

Pues por ahí van los tiros, por ahí van los tiros. ¿Culpa de Pedro? Pues que ellos se lo coman. El equipo de Gobierno es un grupo muy peculiar, que está en minoría y obligado a negociar, todo lo cual le ha valido problemas con los Presupuestos en los años que llevan. El año pasado le presentamos una serie de enmiendas y al final fue curioso que lo aprobó la oposición con el rechazo del equipo de Gobierno. Este año el alcalde incumplió su palabra porque el año pasado quedamos y se comprometió a negociar los presupuestos y al final los presenta sin haber hablado con nadie y claro, se le votaron en contra.

– Un galimatías…

Ha habido mucha polémica porque el PP en ese pleno dijimos que no pero que en una semana tendría un decálogo de propuestas para negociar. Llegamos a un acuerdo y se modificaron los presupuestos con arreglo a esas propuestas y se cumplían las exigencias que pedíamos se aprobarían. Ciudadanos se ha sentido ofendidísimo, Podemos se ha sentido ofendidísimo e incluso cambió el sentido del voto porque primero se abstuvo y luego votó que no. Se va diciendo por ahí que hay un pacto secreto PSOE-PP para repartirnos el pastel, cosa absurda que no es así.

– ¿No podría ser todo esto mucho más sencillo?

Es que si a otros grupos de la oposición cuanto peor mejor para ellos, el PP no y no vamos a consentir que en un tema concreto, el más importante, como son los presupuestos sean prorrogados de un año anterior porque eso significa que no puedes hacer nuevas inversiones. Ahora que hay un plan de empleo medio en condiciones, con el que podemos estar de acuerdo o no sobre cómo está planteado y cómo se ejecuta por parte de la Junta y de la Diputación, yo lo haría de otra manera pero bueno,… hay un plan de empleo que puede dar trabajo a gente ¿tenemos que decir que no porque no podemos asumirlo porque el Presupuesto no recoge las partidas para unas inversiones previstas de 300.000 euros que para un pueblo como Almagro 50 millones de pesetas son muchas pesetas? ¿Decir que no porque no tenemos presupuesto? Nosotros votamos que no un poco por la falta de palabra del señor alcalde pero de nuestras diez propuestas que se negociaron se aprobaron siete y vamos a aprobarlo entonces porque es lo que interesaba, que los ciudadanos no paguen la incapacidad de diálogo del alcalde.

– Como jefe de la oposición, ¿tiene mejores relaciones con el otro grupo más cercano ideológicamente?

Ni mejores ni peores. El otro partido hace su guerra y la guerra del PP de Almagro son los almagreños y conseguir cosas para ellos. Por lo tanto, aquí no estamos haciendo en ningún momento una oposición electoralista como pueden estar haciendo otros que están pensando en ganar unas elecciones o subir o lo que quieran dentro de dos años. Lo digo muy en serio y puede sonar a una salida muy políticamente correcta, pero en realidad lo que a nosotros nos importa es la gente, los almagreños. Por lo tanto, nuestras relaciones con el equipo de Gobierno van siempre encaminadas a conseguir cosas para Almagro y si somos escuchados bienvenido sea y si no derecho al pataleo.

– ¿Respecto a Almagro Sí Puede?

Es como en todas las confluencias de Podemos, todas son iguales. Repiten los esquemas que estamos viendo como en la reciente moción de censura fallida al presidente Rajoy. Es un discurso maniqueo, manido, repetitivo en todas partes. Es lo mismo. Pero luego rascas y no hay nada.

– Yendo a los resultados de su partido, la división hizo mella. En lo personal se sentiría traicionado …

Pues sí. Según él, el traidor soy yo. Hace tiempo ya y no voy a entrar porque agua pasada no mueve molino; allá cada cual con sus conciencias y con sus historias. El tiempo lo juzgará todo pero como el viejo ya peina canas a lo mejor se da cuenta de que el culpable fue él

– Pero, insisto, eso os perjudicó.

Y lo lamento muchísimo. Además, se perdió con engaños porque Ciudadanos fue diciendo que poco menos que estaba hecho el pacto PP-PSOE. Perdona, Ciudadanos era para que nunca gobernara el PSOE, que si dos partidos de derechas. Nosotros siempre dijimos que si no ganábamos no gobernábamos. El PP no engañó a nadie hace dos años. Desde el minuto uno se dijo que no íbamos a pactar con nadie para gobernar, que si los ciudadanos nos daban la mayoría gobernábamos y si no nos la daban no lo haríamos. Dimos nuestra palabra como caballeros.

– Y así fue…

Ahora Ciudadanos se tira de los pelos, bueno la Agrupación de Electores Ciudadanos de Almagro, porque juegan al escondite, ahora sí, ahora no, ahora soy Ciudadanos, ahora no, ahora llevo el color naranja, ahora no. Y tuvieron problemas con el partido de Albert Rivera, o sea que no sé de qué van. Pero nosotros no engañamos en ningún momento, lo dijimos bien clarito, si tenemos un voto más que el siguiente partido haremos todo lo posible para gobernar; si no, no. Y como no lo tuvimos, a la oposición con todas las consecuencias. Y al partido que le ha tocado gobernar, que es el PSOE, que se busque las habichuelas, que pacten, que negocien…

– ¿Acaso no es dialogante el alcalde?

Poco dialogante. Cree que tiene mayoría y muchos humos que, de vez en cuando, hay que bajárselos. Por narices no ha tenido más remedio que organizar una cosa que le aconsejamos nosotros antes de llevar asuntos a Pleno, una mesa de trabajo. La verdad es que hay muchas cosas que se pactan entre todos, que van saliendo adelante las propongan quien las propongan. Por ejemplo, la declaración como Patrimonio de la Humanidad del Corral de Comedias o la ordenanza sobre su uso que fueron dos propuestas del Partido Popular y que trabajamos entre los cuatro grupos políticos, igual que hay propuestas del PSOE que se trabajan entre el resto de grupos políticos. Pero el alcalde abusa de los decretos y abusa de la Junta de Gobierno. Es verdad que la ley se lo permite, pero en un ayuntamiento en minoría yo lo haría de otra manera.

– Usted gobernó dos veces, en mayoría. ¿Cómo llegó a la política?

Llevo en política toda la vida porque siempre me ha gustado con locura. A los 17 años ya estaba tonteando con UCD, luego con Alianza Popular y enseguida con el PP. Lo que pasa es que siempre he trabajado en la sombra y he estado un poco en la retaguardia por mi trabajo, que estaba cara al público y me debía a mi empresa. Luego ya sí. Ahora estoy ya un poquito en retirada, casi por voluntad propia. Se lo pedí a mi partido sin tocarnos celebrar congreso local, que se hizo en enero antes incluso que los provinciales, el regional o el nacional y será ahora cuando empiecen los locales… Pero lo pedí porque entiendo que mi etapa como presidente estaba ya más que cumplida y hacía falta una nueva generación de gente que la hay y muy bien preparada en el PP de Almagro. Quien ha sido secretario general conmigo es ahora presidente y lo está haciendo muy bien, le está dando otro aire al partido. Siempre he tenido clarísimo que tanto los cargos como los sillones son prestados. Los cargos orgánicos son del partido, no son tuyos y los cargos institucionales son del pueblo, tampoco son tuyos. Eso lo he tenido yo siempre muy claro y quien no tenga claro que la política es para un rato, mal lo lleva. No creo en los políticos profesionales.

– Esa actitud más calmada es de ahora; hace muy poquito de perder las elecciones era otro el clima…

Cuando pierdes unas elecciones sin esperarlo, porque nunca lo esperas cuando te presentas tienes que desacelerar de alguna manera. Además, las elecciones locales son en un momento muy curioso que es principios de verano. Cuando has estado un montón de años de alcalde, te han llamado para todo y estabas cumpliendo con todos, yendo a todas las ferias y fiestas de pueblos, a todos los actos que te han llamado, tanto como alcalde como diputado nacional cuando lo fui… Y de repente pierdes las elecciones y dejan de llegar invitaciones, lógicamente a nivel humano como que te choca y te incomoda. En ese contexto puedes tener una salida de pata de banco que yo en su momento no consideré así; creo que no se me entendió porque todo aquello fue a raíz de un post que puse en mi Facebook que ‘Lanza’ lo magnificó.

– ¿No se le entendió?

Yo creo que el post no se entendió. Lo que quería hacer era un aviso a navegantes, es decir, ‘no os creáis que esto es así y os llegará el día…’. Un poco como reproche hacia mí, como una reflexión amarga después de perder unas elecciones. Desde el punto de vista humano, algo normal. Ya pasado el tiempo, me encuentro en un momento bueno, a nivel personal, a nivel profesional, a nivel político… Sigo teniendo responsabilidades dentro del Partido Popular, como miembro del Consejo de Administración de Radiotelevisión Castilla-La Mancha. Sigo estando en la Ejecutiva provincial y con cargos orgánicos, pero veo las cosas de otra manera.

– ¿Hasta qué punto?

No te digo que no vuelva a dar el salto. A política local no, porque tengo muy claro que no quiero volver a ser alcalde de Almagro. Ha sido una etapa preciosa de mi vida pero, como decía Cervantes, ‘segundas partes nunca fueron buenas’ y eso que él escribió una segunda del Quijote que fue cojonuda, pero mi etapa como alcalde está cumplida y ahí queda lo que hecho y que se puede repasar. Ahí está lo que he dejado en infraestructuras, en servicios, en promoción,… ahí está. Pero si en algún momento el partido decide que yo debo ocupar otro puesto me encontrarán. Las personas somos el activo de los partidos y si se nos llama debemos responder.

– A nivel provincial se dice que el PP es muy disciplinado, pero en los últimos tiempos se percibe cierto malestar por el mantenimiento de algunos cargos institucionales en los mismos de siempre.

Bueno, ha habido un Congreso provincial en el que Paco Cañizares ha unido, porque es un hombre de consenso al que todos queremos y cae bien a todo el mundo. Antes hubo movimientos, alzamiento de voces que fue decir Paco que se presentaba y todo eso se acabó. Él ha concitado una confianza, una esperanza y unas ganas de trabajar tremendas. De hecho ya lo está haciendo. Ha contado con gente impensable, ha mantenido a gente que debía seguir ahí porque yo tampoco soy partidario de las rupturas radicales y la cirugía es para cuando tienes una gangrena que no es el caso. Pero han aparecido caras nuevas, con responsabilidades importantes como por ejemplo Manolo Borja como coordinador; los alcaldes del Campo de Montiel y del Campo de San Juan de la zona de Infantes, Villahermosa y todos estos sitios donde estaban partiéndose la cara y que ya los tienen metidos en la ejecutiva provincial. Me gusta cómo lo está haciendo Paco Cañizares. Somos disciplinados, pero eso no quiere decir que seamos mudos, es decir, que discutimos, hablamos, nos reunimos. Y con esta nueva dirección que apenas lleva un mes yo estoy contento porque hay esperanzas y ganas de trabajar.

Por otro lado, hay una parte del partido, para mí importantísima, que son las Nuevas Generaciones, la gente joven. Yo siempre los he querido mucho y los he mimado. En mis listas siempre ha habido gente de NNGG, concejales y recientemente estuvo en su segunda Escuela de Formación, me llamaron a una tertulia para toda la provincia de la que, la verdad, salí encantado. Son gente que está detrás de nosotros con muchísimas ganas y yo les decía que ‘no sois el futuro del partido, sois ya el presente desde el momento en que estáis implicados y poniendo la cara’. Yo creo mucho en las Nuevas Generaciones del PP y Paco los tiene también mucho en cuenta.

– Volviendo a su persona, se puede decir que está ahora mucho más cómodo que hace dos años y más centrado en lo personal.

Desde luego y se podría decir que he sido tonto. Si digo que en ocho años he tenido quince días de vacaciones, ¿eso se cree? Y que he abandonado a amigos, a la familia, intereses personales o tiempo para mí. Ahora todo lo estoy recuperando.

– Políticamente sigue estando muy bien considerado…

Esto es como todo, habrá quien me quiera y quien no me quiera. Sí puedo decir que cuando voy a algún sitio, a algún pueblo o me llaman o me invitan a actos, noto simpatía hacia mi persona y eso se agradece. Pero es curioso, no solamente con la gente de mi partido, sino con la gente del PSOE también siento su simpatía. He tenido compañeros alcaldes y concejales de otros pueblos que los conocía de antes, sobre todo en la Mancomunidad del Campo de Calatrava y me estoy acordando de Teresa de Torralba o de Román de Miguelturra con los que me he llevado muy bien, ya antes y ahora después. Soy una persona muy abierta y siempre he tenido amigos en todas partes, nunca he mirado el carné de nadie a la hora de trabar una amistad. Y eso a la larga te reporta satisfacción, saberte bien recibido, valorado,…

– ¿Qué le dicen sus vecinos hoy en día?

Me paran y lo que es curioso, a veces para darte las gracias por algo que les hiciste hace unos años. Tengo como máxima una frase del rey Pablo de Grecia, el padre de doña Sofía, que les decía a sus hijos ‘cuando hagáis un favor nunca esperéis agradecimiento porque la gratitud es una carga muy pesada que no todo el mundo sabe llevar’. Y yo cuando he hecho un favor a alguien no he pensado que me lo vaya a devolver o me vaya a dar las gracias. Y que ahora me paren para hacerlo pues me sienta muy bien. Lo cierto es que siempre me han parado. Cuando fui alcalde, un reproche que me hizo el PSOE en uno de sus panfletos como oposición era que el alcalde solo sabía dar besos y abrazos y saludar a la gente por la calle. Lo he hecho toda mi vida y por ser alcalde no iba a dejar de hacerlo. Yo a mi pueblo lo quiero entrañablemente, a mis paisanos los he querido siempre muchísimo.

– ¿Qué destaca más de su acción de Gobierno en las dos legislaturas que encabezó?

Por lo malo, lo peor ha sido la situación económica. Me he chupado la peor crisis económica de ese país y nadie sabe lo que es gobernar sin dinero, horroroso. No sabes lo que era que llegase fin de mes sin haber pagado nóminas, porque con seguros sociales incluidos en Almagro supone quinientos y pico mil euros todos los meses. Horroroso. Y tenía que conseguirlos cuando no había un duro en ningún sitio, pidiendo favores a bancos, llamando a las puertas del enemigo, entrecomillas, para pedirle algún anticipo. Horrible. Tener que inventarte y reinventarte para poder hacer algo.

– ¿Y lo positivo?

Estoy muy satisfecho del empuje que se le dio a la conservación del patrimonio. Estoy muy satisfecho de la Biblioteca Municipal, porque hemos conseguido una Biblioteca y un Archivo Histórico en la antigua cárcel que luego fue centro de salud, que hubo que recuperar porque aquello en su día se le cedió al INSALUD y cuando éste desaparece se lo queda el Ministerio de Hacienda y hubo que recuperar ese edificio para que revierta como bien municipal donde hacer una biblioteca del siglo XXI y el Archivo Histórico de Almagro que es importantísimo, completísimo. Sus primeros documentos son de finales del siglo XIV hasta nuestros días. De dotarle por fin de un sitio estable, con medidas de seguridad, con garantías de conservabilidad, etc., etc.

Estoy encantado de haber ampliado la Guardería Municipal. Cuando yo llegué, se dice pronto, había 30 familias que tenían que llevar a sus niños fuera de Almagro porque no tenían plaza aquí y dupliqué las de la municipal y conseguimos que esos niños no se fueran fuera. La nueva Guardería de la Junta que, aunque la inauguró el PSOE, fue una obra mía en la que me impliqué porque corría riesgo de hundimiento al estar mal los cimientos y se podía hundir. Conseguí de Cospedal, cuando no había un duro, arrancar el presupuesto y dejarlo comprometido y depositado incluso en un banco para esa obra que ahí está.

El colector de aguas residuales. Se hizo una especie de bypass porque en Almagro cada vez que caía una tormenta se nos inundaban cuatro o cinco zonas del pueblo que ya no se inundan. El haber arreglado el empedrado de la Plaza Mayor y varias calles dotándolas ya de todas las infraestructuras por debajo, para gas cuando llegue, fibra óptica,… lo que haga falta. El haber asfaltado la ronda que, parece mentira, pero estaba mal. El haber conseguido que todas las carreteras de acceso a Almagro a día de hoy son nuevas, tanto la autovía del IV Centenario que viene de Ciudad Real que en principio solo preveía dos entradas y tenemos cuatro. El arreglo de la carretera de Almagro a Bolaños que era un peligro; hoy la gente se queja porque es una vía lenta pero es como una calle, apenas tres kilómetros entre los dos pueblos. El haber logrado que la carretera de Granátula en su último tramo desde la rotonda de la autovía hasta aquí sea vía urbana, con lo cual se puede desarrollar industrialmente en los laterales y de hecho hay una industria ahí importantísima de muebles que hemos logrado con esa cesión que pudiera crecer y duplicar su plantilla. La carretera de Valdepeñas nueva y la de Carrión, que fue la última y dependía de Nemesio de Lara que siempre me ha costado Dios y ayuda y peleas, y mira que me llevo bien con él, hoy en día es una carretera magnífica con rotondas en los puntos conflictivos, etc. etc.

Me alegro también muchísimo del peso que cogió Almagro en el Ministerio de Cultura a través del Patronato en el Festival. Ya pusimos los pies encima de la mesa y a día de hoy ya el Ayuntamiento no pone un duro porque lo hace en servicios, en especie. Almagro es que pone una cantidad de dinero que hice que se valorase con más de 120.000 euros en especie y es que además teníamos que pagar 50.000 euros más que logramos que se quitaran.

Reformas de jardines, de parques, de acerado, de alumbrado,… Terminé el Recinto ferial que estaba a medias. El PSOE no quiso saber nada del Recinto Ferial y nosotros lo terminamos. Restauramos la plaza de toros que es un edificio histórico que se inauguró en 1845 y es un edificio singular. Cuando la Junta daba escuelas-taller conseguí una de la consejera Carmen Casero para impermeabilizar todos los tendidos, restaurar la piedra de los tendidos, drenar la arena para que cuando llueva que no haya charcos, cambiar toda la instalación eléctrica, cambiar toda la carpintería de la plaza desde el ruedo todas las barreras a los burladeros, puertas, ventanas,… toda la carpintería hecha de manera artesanal por los chicos de la escuela-taller.

Han sido muchas las cosas que se han conseguido, ya digo, en unos años dificilísimos y sin un duro. Si yo hubiera tenido el presupuesto que tiene ahora este alcalde y me lloviese el dinero que le llueve a él… ¡echábamos chispas! Pero bueno, me ha tocado lo que me ha tocado y no me quejo.

– ¿Qué quedó en el tintero?

Ocho años han dado mucho de sí, pero claro que se me han quedado cosas en el tintero. Es una pena por ejemplo el proyecto que llevé las dos legislaturas porque no hubo dinero, que fue la Casa de la Juventud, un lugar donde los jóvenes pudiesen desde ver cine, escuchar música, ensayar, un sitio para que las asociaciones común en el que estar, tener reuniones,,.. Pero como no hubo dinero no se ha podido hacer.

Se me quedó cojo porque siguen donde yo los dejé ahí y al alcalde hay que tirarle de las orejas, la Asociación Protectora de Animales de Almagro que tiene un sitio provisional que en este momento está dando problemas a los vecinos por ladridos, porque se llevan allí los perros abandonados. Yo tenía ya previsto un sitio donde hacerlo, nuevo, pero no se ha podido hacer; no he llegado a tiempo.

– Permítame referirle algo reciente aquí, el mal olor que presuntamente emana de la planta de RSU.

Es un caballo de batalla que trae Ciudadanos. Nosotros tampoco estamos de acuerdo con el vertedero, es un regalito del Partido Socialista en los años ochenta que ahí lo tenemos. Pero nosotros lo que estamos intentado es que se cumpla por todos los medios la normativa medioambiental y para eso no hay que gritar ni montar numeritos. Para eso hay que hablar seriamente, como nosotros hacemos. Yo hablo periódicamente con el presidente de RSU, lo conozco bien y le tiro de las orejas cuando hay que tirarle, sin montar números. Pero parece ser que ese mal olor viene de Daimiel, donde hay una serie de industrias que están produciendo mal olor. Del vertedero viene mal olor, sí dependiendo del aire o si hacen cualquier tipo de actividad no correcta que genera olor. Si hacen las cosas bien no hay olor. Pero este mal olor que hemos tenido hace un mes o dos meses parece ser que viene de Daimiel, hay una llanura entre medias y como venga el aire del norte nos llega. En Daimiel ha habido incluso movilizaciones, hasta por parte del Ayuntamiento en contra de una serie de industrias cuya actividad, por unas malas praxis, están generando malos olores y parece ser que venían de ahí.

– Parece muy seguro en su afirmación…

Los días en que hubo malos olores hablé con trabajadores del vertedero, porque uno tiene amigos hasta en el infierno. Una cosa es lo que te digan los directivos y otra cosa lo que te diga el currito de a pie que trabaja allí. Durante esos días no hubo ningún tipo de actividad que pudiese generar malos olores, no hubo removimiento de la balsa, no hubo vertidos especiales. Curiosamente en su día no hubo ninguna actividad que pudiese generar mal olor porque me lo hubieran dicho. Incluso la famosa chimenea que quema los gases que se producen del vertedero cerrado no estaba funcionando.

– Para estos dos años por delante hasta elecciones, ¿qué deseas para Almagro?

Una mayor promoción exterior, que venga más gente y volver a recuperar, porque de verdad es más de lo que la gente piensa, el turismo de congresos. Y hago un llamamiento para que el alcalde y el presidente de la Diputación se pongan las pilas, para que Valdeparaíso vuelva a ser un palacio de congresos. Es turismo de calidad y que no era en época alta. No hay problemas en compaginar ambas cosas. Yo estaba negociando con Nemesio [de Lara] una nueva concepción de Valdeparaíso, desde celebrar bodas, por qué no; presentaciones comerciales, congresos, turismo,… es decir dar una mayor utilización para esa infraestructura que es maravillosa y da muchísimo de sí. Se están yendo a Ciudad Real que es una triste gracia.

Luis Maldonado portavoz del primer partido de la oposición en el ayuntamiento de Almagro

 

https://www.oretania.es/2017/07/19/el-ayuntamiento-de-almagro-presentar-en-esta-legislatura-la-documentacin-necesaria-para-que-el-corral-de-comedias-sea-declarado-patrimonio-de-la-humanidad/